Uno más del rebaño

Si supiera que hay otra vida, me pegaba un tiro. Si estuviera seguro de que existe la reencarnación, me tiraba por el balcón.

Levantarse, desayunar, ir al trabajo, hablar con imbéciles, sonreír como si fuera idiota, asentir, hablar, beber, volver a casa, cenar, dormir, y vuelta a empezar.

Lleva tiempo desaprender, abstraerse, ignorar las cosas, ponerte al servicio de cosas en las que no crees. Si no fuera tan cobarde, si tuviera el valor de elegir mi camino, de buscarlo al menos, quizá no tendría que seguir en la rueda diaria: levantarse, desayunar…

La única vez que asomé la cabeza me sirvió para aprender que no debía hacerlo nunca más. Ahora soy un imbécil sin ambición al servicio de gente tan imbécil como yo pero con las ideas claras, con un objetivo del que yo carezco.

Sonrío sin ganas al espejo mientras me coloco la chaqueta. Levantado y desayunado ya sé lo que toca ahora.

  • Cariño, ¿estás listo? Vas a llegar tarde.
  • Ya voy

Ir al trabajo.

Cojo el triciclo y salgo de mi habitación, listo para coger el autobús de la guardería. Hablar con imbéciles, sonreír como si fuera idiota. Hoy tenemos que dibujar un bosque. Asentir, hablar,…

La muerte más profunda

Llevaba unos días angustiada, sin ganas de nada.

No quería ir a trabajar, porque cada minuto que pasaba le daba más asco su trabajo.

¿Por qué ella? ¿Por qué le habían asignado ese trabajo? Ella no lo había elegido, había sido impuesto, a la fuerza.

Tenía un día en el que se cuestionaba todo, no podía parar de pensar.

¿Por qué no podía enamorarse? ¿Por qué no podía formar una familia, ser madre?

¿Por qué no podía ser amada?

Viajaba constantemente, se recorría el mundo sin cesar.

¿Por qué no podía tener su casa, un horario, una rutina?

¿Por qué todo el mundo tenía que morir?, con sufrimiento o sin él, jóvenes, mayores, por accidente, por enfermedad…, dejando a sus familias y amigos destrozados.

¿Por qué es la única manera de que la Tierra no se extinga?

¿Por qué todo tiene un principio y un final?

¿Por qué todos morían menos ella?

¿Por qué ella era inmortal? Se preguntó “La Muerte”.

Un nuevo cuento de Eva, que inauguró las colaboraciones en Tragedias Cotidianas hace ya bastante tiempo con ¿Subconsciente?