Gordo cabrón (Feliz Navidad)

  • Puto gordo cabrón. Te juro que tal y como está la cosa, como lo pille por ahí le rompo las piernas.
  • Cálmate.
  • ¡No me da la gana! ¿No ves cómo estamos? Joder, ¡que cada vez hay menos trabajo! ¿Y que pinta ese aquí? Si no sabe ni castellano. Además, sospecho que no es trigo limpio. Éste seguro que tiene antecedentes. Será un violador o un chorizo, algo así tiene que ser para colarse por las chimeneas.
  • Sí claro… como si lo nuestro fuera lo más normal del mundo. Unos subsaharianos entrando por los balcones no suscitan ninguna sospecha.
  • Coño no compares…
  • Sí comparo Negro. La cosa está mal, claro, pero no hay que echarle la culpa al sueco
  • Es finlandés
  • ¡Lo que sea! A él le llaman y él viene… normal. ¿No te gustaría ir a ti a Londres? ¿No querrías ver la Estatua de la Libertad? Pues él lo mismo.
  • Es un payaso.
  • Y nosotros bufones, prestidigitadores, adivinos, farsantes, magos… Ese no es el problema. Ni el gordo ni nosotros tenemos la culpa de que la cosa esté como está.Échale la culpa a Obama, a la crisis de las subprime o al reparto de los derechos televisivos del fútbol. Da igual a quien se la eches, esto no tiene vuelta de hoja, ¿verdad Melchor?
  • Verdad. Oferta y demanda, Negro, la base del capitalismo. Es el business, ya ves, y la cosa está jodida.
  • Venga, coge el petate que la noche está oscura y casi no distingo la estrella de los güevos.
  • Aun así. Como le pille le parto las piernas… y que me quiten lo bailao.
  • Negro, coño, que es otro currela más. Pa’ los pocos que estamos mejor llevarnos bien, ¿no?
  • Si… tienes razón. Oye, ¿y si armamos a los niños? Esos cabroncetes seguro que la lían con un Kalashnikov en la mano.
  • Mira, pues esa no es tan mala idea. Total, Jesús ya ha muerto y parece un método rápido para traer el reino de los cielos.
  • Si. Voy a dar el cambiazo a estas barbies cursis.
  • Feliz Navidad
  • Feliz Navidad, que narices

Paz en el mundo

  • ¡Venga! Cierra los ojos y pide un deseo.
  • ¿Ya? ¿Qué has pedido?
  • Paz en mundo
  • Ja, ja. ¡Que chiquillo! Paz en el mundo. Venga, vete a abrir los regalos que te han traído.

Me siento en la manta donde han ido dejando los paquetes que envuelven los regalos.

Cierro los ojos.

Los aprieto fuerte y pienso…

  • Paz en el mundo, paz en el mundo, pazenelmundo, pazenelmundo, pazenelmundo

Cada vez más alto. Apretando fuerte los ojos hasta que veo pequeñas luces.

  • Paz en el mundo, paz en el mundo¡PAZ EN EL MUNDO!

Abro los ojos.

Tardo un poco en acostumbrarme a la luz.

Todo el mundo está tumbado en el suelo. En la hierba, sobre las mesas de plástico. Tirados. Muertos.

Supongo que es la única forma de conseguir la paz.

Me tumbo yo también sobre la hierba. Cierro los ojos y me hago el dormido.

No sé cuanto tendré que esperar, pero cuando muera, mi deseo se habrá cumplido.