Centro de estética y munición

  • ¿Te gusta cómo te han quedado las uñas? Ya te dije que esto se lleva mucho, queda muy bien.
  • La verdad es que sí. Es caro pero merece la pena. ¿Me pones el cargador?
  • Sí claro. ¿Del 8, verdad?
  • Sí, del 8. ¿La sala?
  • Por aquí, sígueme.

Carga la pistola, se apunta a la sien y dispara. Cae sobre el suelo plastificado, preparado para limpiarse fácilmente.

  • ¿Verdad que está guapa?
  • Preciosa. Nos ha quedado un cadáver precioso.