Desde aquí os veo

Es curioso que desde aquí pueda ver mi casa. Veo crecer a mi hijo, envejecer a mi mujer. Les puedo ver y oír: mi mujer señalando hacia arriba todas las noches y diciendo al pequeño, “¿Ves? Papá no se ha ido, es que siempre está en la Luna”.

Deja un comentario