Croquetas de jamón y queso

¿Te has preguntado alguna vez cual es la esperanza de una de una croqueta de jamón y queso en la barra de un bar? ¿Cómo la de una croqueta de bacalao? ¿Más? ¿Menos?

Mucho menos. Una croqueta de jamón vive de media 10 horas en la taberna de Pepe “el guarro” si ha tenido la suerte de nacer entre semana. Sábados y domingo, la esperanza de vida media es de apenas 3 horas, frente a las casi 4 horas y 30 minutos de una croqueta de bacalao.

Como en todo, hay excepciones, rumores, y leyendas. Se habla de Piara, la creadora, la madre de todas las croquetas. Se cuenta que murió al cabo de 12 días, seca y verde por el moho, debajo de la placa del fregadero. La croqueta primigenia. La croqueta que dio esperanzas a todas nosotras.

Ahora estoy yo al frente. Llevo 3 días en el mostrador. Entre raciones de callos y de berberechos de lata. Un mito; una diosa. Todavía jugosa, aunque algo reseca por las esquinas. He sobrevivido a 4 generaciones de croquetas recién salidas de la sartén. Redondeadas y con ganas, si no de comerse el mundo, si al menos de tratar que el mundo no se las comiese.

4 generaciones de croquetas he visto pasar de la bandeja a la boca de algún cliente. Y no he hecho nada. No estoy orgullosa. Sé que mi supervivencia depende de mi habilidad para colocar a otras croquetas entre yo y el hambriento. Así he llegado hasta el miércoles. Mi primer y último miércoles.

He procurado ser un buen ejemplo y transmitir lo que he ido aprendiendo a lo largo de mi larga vida a las nuevas generaciones. Mucho he visto y aprendido, y confío en que no todo se pierda con mi muerte.

Estas son mis últimas horas, lo sé. Pepe ha colocado un cartel condenatorio en la puerta del bar: “Jueves tarde, hora feliz. Pintxo y caña por 1 €”. ¿Cuántos pueden decir que conocen la fecha de su muerte? Jueves tarde. Desde luego no puedo quejarme.

Puedo decir que he vivido.

  • ¡Pepe!, ¿qué pasa macho?
  • Hombre, ¿qué te pongo?
  • Lo de siempre… y ¿tienes algo de picar?
  • Algo hay. Mira en la barra a ver que te apetece. Hay berberechos, croquetas. Te puedo calentar unas coquetas de bacalao en el microondas.
  • ¿Tienes de jamón y queso?
  • Si alguna queda, aunque estarán algo secas.
  • Da igual. Mejor de jamón y queso. ¿Que hay de esa cañita?
  • Ya va, impaciente.

2 comentarios sobre “Croquetas de jamón y queso

  1. Warales!!! Hermoso!!! jajaja pobre croqueta… Ahora veo con otros ojos a las croquetas de jamoncito 🙁 jajaja esta genial

  2. Jajaja un buen relato, nunca me he parado a ver la vida desde el punto de vista de una croqueta.
    Me encantan las croquetas de jamón 🙂
    Un saludo.

Deja un comentario