19 Enamorado de la muerte

Estoy enamorado de la muerte. Desde que la vi a los 23 años. Elegante y distinguida al lado del túnel de luz. Es la típica chica que eclipsa todo lo demás cuando entra en una habitación.

En cuanto la muerte entra en una sala, parece que el tiempo se detiene y todos los ojos están atentos a sus movimientos.

A mi me recuerda a Audrey Hepburn. Delgada, sofisticada, elegante y siempre en su sitio.

Realmente no sé cuando se fijó en mi. Yo era joven, y no era para nada su tipo. Fui despacio, no quería fastidiarla como con mi última relación (no soportaría otro “estamos mejor como amigos”).

Me dejaba ver. Quería que me fuese conociendo, que no le resultara extraño. No arriesgaba demasiado. La veía en sitios concurridos: funerales, grandes tragedias, …

6 meses estuve persiguiéndola de evento en evento. Al cuarto mes ya habíamos establecido un cierto código. Miradas. Señas. Movimientos.

Dejé de buscarla en sitios concurridos tratando de conseguir algo más de intimidad mientras seguía pensando como acercarme a ella. Buscando las palabras exactas.

De residencias de ancianos, pasando por puentes donde vivían y morían indigentes, hasta llegar a los suicidas.

Por fin solos. Podría considerarse nuestra primera cita. Ella, yo, y el cuerpo inerte del desgraciado que se había tirado por el barranco en esta preciosa noche de luna llena.

  • Hola. Estoy enamorado de ti desde el día en que te vi.
  • Sabes. Creo que yo también me he enamorado de ti.

Cogí las dos pastillas de cianuro que traía y me las tomé.

Jamás nadie pensó en un final tan feliz.

3 Comments

  1. Interesante cuento, yo también creo que la muerte no es un monstruo que viene a arruinar todo.

    La muerte es lo máximo en la vida.

  2. La verdad que me gustó mucho el cuento. En realidad, es como que te dejara con ganas de más- Aunque es lo que es, un cuento corto no?
    Asi es que lo disfruté. A mi parecer era un hombre con muchos problemas, que no podia superar, tenía ganas de suicidarse- Es una historia trsite y dura, pero contada de una forma tan linda que la historia pareciera ser otra.
    Realmente me gustó, y esa es mi interpretacion. A la muerte cuando la queremos podemos llegar a idealizarla, y disfrazarla de algo que nos llene el alma. El encuentro , la cita del personaje (o la) no era mas que una cobardía, pero el lo pinta bonito, como si se tratarse de algo hermoso.
    Muy bueno!
    Saludos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: