84 Flores y estiercol

Hay flores y espinas, pero también ramas, tierra,hojas, que ninguna es ni será sin las otras. “Te quiero”, me dices, y me acercas un currusco de pan. “Ven, dame otro beso”, te susurro deslizando el cambio para el autobús. El amor es aroma, de flores y de estiércol y se riega en lágrimas y en duchas compartidas. Son cenas de verano a la luz de las velas o caldo de pollo para bajar la fiebre. Somos tú y yo, y ahora también, tú y el otro.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

83 Al amanecer

Apoyados en la verja que delimita el huerto hacemos una pausa para ver salir el sol. Miro subir el disco blanco sobre la ciudad de Moshi y como sus primeros rayos atraviesan sin dañarlo el pelo casi transparente de mi compañero. “¿Sabes que alba y albino tienen la misma raíz?” Con doce años está más familiarizado con el ocaso que con el amanecer. Contesta, “Sí. Lo supe en algún momento” y coge de nuevo la azada.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.3/5 (3 votes cast)

82 Bendita locura

Desnudo, con la verga enhiesta, con su falo inconcluso se va hasta el fondo del pasillo. Cimbrel en mano carga contra mi pegando gritos. Le abro mis piernas y río a carcajadas. “Corre, mi dulce Rocinante, ven que te complete”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/5 (4 votes cast)

Tragedias Cotidianas: el libro

TragediasCotidianas“Menuda semana llevamos, a ti se te muere la mujer y yo he perdido el boli”, y es que la cosa es así. Lo tuyo siempre es más relevante, porque es lo que te afecta. Lo cual no significa que tenga que ser siquiera medianamente serio u objetivamente importante.Simplemente es lo tuyo: tu alegría y tu tragedia.

En estos cuentos que empecé en 2008 encontrarás verdaderos dramas que puede que a ti te hagan gracia, pero claro, tú no eres el personaje principal. Si hubiera sido tu bolígrafo, quizá no sería tan gracioso.

Piensa sobre ello.

Si te ha gustado alguno de los cuentos que he estado escribiendo desde 2008, te gustará verlos recopilados en un libro junto con alguna novedad.

Un café cuesta 1,20 €, un desayuno 2,80 €, un menú del día 12,50 €… alimentar el espíritu poco más de  3 €, ¿a qué esperas?.

3,29 € en Amazon
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

81 Toro de Lidia

Pasa chico, pasa. No te quedes en la puerta. ¿Te gusta el cartel? Parecen reales, ¿verdad? Las tetas digo. Es Ilona Staller, una pedazo de actriz, te lo digo yo. Lo he pintado yo, es un cine pequeño y tenemos que hacer de todo. Antes era solo cine, pero ya ves que ahora tenemos también una pequeña tienda. Complementa el negocio, bueno, la verdad es que es la tienda la que lo mantiene. No es que esto haya estado abarrotado alguna vez, a fin de cuentas las películas son en versión original y nos hemos dirigido siempre a un público muy concreto, pero ahora con las nuevas tecnologías es raro ver a más de tres o cuatro personas en la sala y desde luego ninguna de tu edad. Pero se ve que tú eres un chico con criterio y buen gusto. Quedan pocos como tú, ¿sabes? Muy pocos ¿Qué edad tienes? ¡Qué tontería! Se ve a la legua que eres mayor de edad. Pasa, pasa.

Hacemos sesión doble. Siempre hemos hecho así. Hoy programamos I prosseneti y Attention fillettess!, el debut de Rocco Sifredi en el 1987 ¿Conoces a Rocco Sifredi? Yo lo he tratado personalmente, ¿sabes? Es una bellísima persona y un gran profesional. Un actor con mayúsculas. No es nada sencillo actuar como él lo hace. En los rodajes hay mucha presión y hay que mantenerse concentrado en todo momento. Ahí se nota la categoría de una superestrella. Créeme sé de lo que hablo ¿Sabes que George Clooney no pudo hacerlo? ¿Claro que hizo porno? Como todos los que querían ser actores en esa época. Ese era el camino hacia la Paramount o la Metro. Sé de lo que hablo, yo estuve allí, de ayudante de dirección. Una película realmente mala, no recuerdo el nombre. Ni siquiera estoy seguro de que llegará a finalizarse, la verdad, pero a Tim (se llama George Timothy en realidad) le valió para que se fijaran en su cara y le llevaran directo a Universal. La cara bonita de Tim le llevó a Universal, y tuvo mucha suerte, porque te digo chico que no valía, no trabaja bien bajo presión. Eso es lo que digo. En cambio Rocco, Rocco es un artista como se han visto pocos.

¿Te aburro? ¿No? La verdad es que conozco muchas anécdotas, he viajado mucho y he visto muchas cosas. ¿Quieres saber cómo conseguí este cine? No siempre he sido yo el dueño, ¿sabes? Me liaron tras mi tercera película y hasta hoy. Ah, sí. He hecho películas. Ya te decía que hay que hacer de todo. ¿Has oído hablar de Toro de Lidia? Con Lydia Sant Martin como protagonista femenina. Solo la iba a producir, pero al final el protagonista se puso malo el día del rodaje y tuve que hacerlo yo. Me jugaba mis ahorros, ¿sabes? Invertí todo lo que tenía en esa película, así que me lancé al ruedo. No lo hice mal, ¿verdad? ¿La has visto? ¿No? Luego te doy una copia y te la firmo. No te preocupes, tengo más. Ya ves, productor y actor. La jugada salió bien. Muy bien y me permitió salir en Toro de Lidia 2 y Toro de Lidia 3 que acabé dirigiendo. Ya te he dicho que hacemos de todo. El estreno fue en este cine precisamente y en cuanto pude lo compré y le cambié el nombre. Antes se llamaba Cuenca 60, con ese nombre no se sabe si es una sala de cine o una charcutería, ¿no crees? Toro de Lidia es otra cosa. Es mi amuleto.

¿Sabes que en este cine conocí a mi mujer? Una gran dama. No, no es del gremio y eso que alguna vez se lo he propuesto, pero dice que la pantalla le hace gorda y no quiere salir. Aun así, y que no nos oiga, la he grabado en secreto un par de veces. Solo para mi disfrute, no soy un pervertido.

El caso es que un día vino con un maromo. Flaco, nervioso, muy poca cosa y todo lo poco que era se veía que malo. Créeme, sé de lo que hablo. A la legua se veía que no era buena gente ¿A quién se le ocurre traer a una chica como Carmen a un cine como éste? En fin, prácticamente la arrastró dentro de la sala. Proyectábamos Educating Mandy con Traci Lords haciendo un papel soberbio, de 1985. La empujó dentro, como te digo y se colocaron en la última fila. Yo estaba arriba, con el proyector. No les perdía de vista porque sabía que algo no iba bien. La chica estaba incómoda, se retorcía en el asiento. El tipo la tenía sujeta y no le dejaba salir. De repente veo como la chica logra zafarse, le planta un bofetón y escapa hacia la calle. El maromo se levanta corriendo en su persecución y yo dejo la sala de proyección para ir detrás de él. Les pillé justo a tiempo. Estaban debajo del cartelón pintado con la cara de muñequita de Traci Lords que les miraba sorprendida. El tipo había atrapado a mi Carmen y levantaba la mano para devolverle el bofetón. Tengo pocas reglas en mi vida, pero las cumplo a rajatabla, y nunca pondré la mano encima a una mujer, salvo que me lo pida por vicio, entiéndeme. A lo que íbamos, me abalanzo sobre el indeseable, le sujeto del brazo con la mano izquierda, y le golpeo con la derecha ¿Sabes que también he sido boxeador? Amateur, pero pintaba maneras. El caso es que dejé al flaco inconsciente y me dirijo a mi Carmen, “Está usted bien señorita”, le digo. Y desde entonces, hasta hoy. 25 años juntos. ¿A que es como en las películas? Así me ha parecido siempre. “Carmen, yo soy tu caballero blanco”, le digo siempre. Y así me siento con ella, como un valiente caballero.

Bueno, subo ya a proyectar, será mejor que vayas entrando. Ah, que no vienes a ver la película. ¿Qué querías entonces? ¿Condones? Perdona chico, me he enrollado contándote mis batallitas. Ten, doce condones de sabores, invita la casa, tranquilo. Espera, ten la película. Pásate por aquí otro día y me comentas qué te ha parecido. Está mal que lo diga, pero ha aguantado muy bien el paso del tiempo.

Bueno chaval, nos vemos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.5/5 (2 votes cast)